MARTES CURIOSO

Jardín Botánico, Buenos Aires

Evidentemente los gatos no saben leer ni castellano ni inglés.

Anuncios